martes, 8 de agosto de 2017

Petit-Suisse de Maracuyá

Ingredientes :

1 litro de Leche entera
100 grs de Queso Fresco
6 gotas de Cuajo
200 ml de Nata
3 cucharadas de Azúcar

2 Maracuyás ó
100 ml de Puré de Maracuyá
Preparación :

Lo primero que tenemos que preparar es el queso fresco. Para ello mezclamos bien la leche con los 100 grs de queso, obteniendo una mezcla homogénea. El queso que debemos utilizar es un queso fresco, blanco, tipo Burgos, ricota, incluso un Philadelphia. A esta mezcla, le añadimos las gotas de cuajo y removemos bien.

Ponemos la mezcla en los envases de la Multidelice, especiales para hacer queso, con sus escurridores. O en el envase grande con escurridor, para hacer solo un envase. Seleccionamos la opción “queso fresco” y lo programamos 12 horas. Pasado ese tiempo, cambiamos la posición de los escurridores y los dejamos durante 2 horas, hasta que suelten todo el suero. Cuando el queso tenga la textura adecuada, lo pasamos a un bol, listo para su utilización.
Por supuesto, si no tenéis la Multidelice (otro día os hablaré de sus virtudes, que después de tantos años utilizándola, nunca os lo he contado), podéis hacer el queso blanco, con un cazo y un colador. Podéis verlo en una entrada que hice hace tiempo, aquí, sobre diferentes quesos frescos, entre los que está el queso blanco.

Y, por supuesto, también, podéis hacer los petit suisse, comprando directamente el queso fresco. Necesitaréis unos 300 grs de queso blanco.
Una vez que tenemos el queso fresco listo, podemos preparar los petit suisse. Lo primero que tenemos que hacer es montar un poco la nata, con unas cucharadas de azúcar. No hace falta que haga picos, pero tiene que estar firme. Lo de añadirle azúcar es cosa mía, pero es que me gusta el queso azucarado y prefiero añadirle el azúcar ahora, que no tenerlo que hacer cuando me lo voy a comer.

Batimos el queso fresco con unas varillas, para alisar su textura y le añadimos la nata semi montada, poco a poco, hasta obtener una mezcla homogénea. En este punto ya tendríamos un petit suisse blanco. Lo podemos envasar así y enfriarlo. O, podemos añadirle algún sabor. En este caso le vamos a añadir maracuyá. 
Si lo que tenemos son maracuyás frescos, los partimos por la mitad, extraemos la pulpa, la colamos para quitarle las pepitas y la trituramos, para obtener una mezcla líquida. Si no, podemos utilizar el puré de maracuyá congelado que venden en Makro, en envases de 1 litro. Yo lo que hago es descongelarlo al comprarlo, dividirlo en porciones de 150 ml y volverlos a congelar. Así tengo maracuyá listo para usar en cualquier momento.

Añadimos el puré de maracuyá al petit suisse blanco y lo removemos bien hasta que se integre totalmente. Ponemos la mezcla en los envases blancos y los guardamos en el frigorífico, unas cuantas horas, antes de consumirlos.
La verdad es que hacer petit suisse en casa, a pesar de ser muy sencillo, es trabajoso. Pero a mí me gusta tanto hacer todo casero, ¡que me compensa el esfuerzo! Por supuesto, la calidad y el sabor no tienen nada que ver con los comerciales y al hacerlos en casa, les podemos añadir el sabor que más nos guste.

Yo he hecho estos quesos con la receta que viene en el manual de la máquina, adaptándola un poco a mis gustos. Pero podéis encontrar muchas recetas en la red. Si os gustan los petit suisse de chocolate, no os perdáis los que preparó Virginia, de Sweet & Sour: super apetecibles!!

2 comentarios:

  1. Ya sabes lo que me gustan a mí esos vasitos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria José, siempre que los veo o los uso, me acuerdo de ti!!!!

      Eliminar