miércoles, 14 de diciembre de 2016

Solomillo de Cerdo con Pera y Stilton

Ingredientes :

2 Solomillos de Cerdo
80 grs de Stilton
2 Peras
3 Chalotas
100 grs de Mantequilla
80 ml de Brandy
Romero
Sal
Pimienta Negra
Aceite de Oliva Virgen Extra
Preparación :

Empezamos preparando los ingredientes. Pelamos las chalotas y las cortamos en brunoise, en trocitos muy pequeños. Pelamos las peras, las cortamos en cuatro, le quitamos el corazón y cortamos la carne en dados pequeños. Limpiamos bien los solomillos y los abrimos por la mitad, a lo largo, sin llegar a cortarlos del todo, dejándolos como si fueran un libro abierto.
Ponemos un poco de mantequilla en una sartén, mezclándola con un poco de aceite. Lo calentamos a fuego medio y pochamos las chalotas durante 15 minutos, hasta que estén bien tiernas.
Como en mi casa no se puede dejar la cebolla entera, en este punto, yo retiro las chalotas con una espumadera y las reservo para más tarde. Si no tenemos problema, podemos dejar las chalotas junto con las peras, sin triturar. Incorporamos un poco más de mantequilla a la sartén y añadimos las peras troceadas. Salpimentamos y dejamos que se hagan a fuego lento, hasta que estén traslúcidas, unos 15 minutos. Las removemos de vez en cuando, pero con mucho cuidado, para que no se rompan y se haga un amasijo de pera.
Rellenamos los solomillos con la pera pochada, con ayuda de una cuchara. Al no haber vaciado los solomillos, no hay mucho espacio para rellenar, por lo que con dos o tres cucharadas nos bastará. Reservamos el resto de las peras. Desmenuzamos por encima, con los dedos, el queso Stilton. Cerramos los solomillos y los sujetamos con hilo de cocina.
Precalentamos el horno a 180ºC. En una cazuela que pueda ir al horno, cubrimos el fondo con aceite y con el resto de la mantequilla y freímos los solomillos, lo justo para que se doren por fuera. Los salpimentamos, añadimos un poco de romero y metemos la cazuela al horno, durante 30 minutos, hasta que estén bien hechos y tiernos.

Sacamos la cazuela del horno, retiramos los solomillos y vertemos todos los jugos, limpiando bien la cazuela, sobre la sartén donde teníamos las peras. Ponemos las chalotas pochadas que teníamos reservadas, en el vaso de la batidora junto con el brandy. Las trituramos y las vertemos también en la sartén. Dejamos que todo se cocine a fuego lento, unos 15 minutos, para ligar una salsa de pera, deliciosa. Si no habíamos separado las chalotas, vertemos directamente el brandy sobre las peras y dejamos que evapore.

Quitamos el hilo de cocina y servimos los solomillos troceados, junto con la salsa de pera y decorado con romero.
Una receta de solomillos de cerdo diferente, sabrosísima, sencilla, pero a la vez con ese punto de sofisticación que resulta perfecta para cualquier celebración. Es de la revista “Saveurs” de Oct/Nov 2016.

En mi casa ha encantado a todo el mundo. Nos gustan mucho las peras y la mezcla pera/queso azul es un clásico, que gusta a casi todos. Tuve ocasión de comprar un queso Stilton excepcional (en el gourmet del Corte Inglés) y ha resultado perfecto para esta receta. Con el queso no debemos pasarnos, porque puede arruinarnos el plato. El abuso del queso, en caliente, para mi gusto, es un gran error.

Apuntaros esta receta y sorprended a vuestra familia con un “recetón”. En mi casa, se ha quedado definitivamente.

3 comentarios:

  1. ¡¡ Virgen del Amor Hermoso !! Qué maravilla.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante. La salsa, el solomillo, todo... mmmmmm solo me falta el pan!

    ResponderEliminar